Diseño eficiente

La importancia de los sistemas

Las instalaciones juegan un papel esencial en la ingeniería: las instalaciones eficientes garantizan un importante ahorro energético y un elevado nivel de bienestar percibido. Para tener una alto rendimiento de la instalación, no es suficiente con elegir una producción de alta eficiencia, como una bomba de calor, también es importante que todos los demás componentes, como el sistema de regulación, el sistema de distribución y los elementos emisores, tengan una alta eficiencia.

Supongamos que el generador de calor tiene un rendimiento alto del (98%), el sistema de regulación del (98%), el sistema de distribución del (98%) y el rendimiento de los elementos emisores es menor al (85% ), entonces tenemos el siguiente producto de 0,98 x 0,98 x 0,98 x 0,85 = 0,80, donde se observa que si un solo componente tiene un rendimiento bajo, toda la eficiencia del sistema se ve seriamente comprometida, pero si todos los componentes del sistema tienen rendimientos más altos, la eficiencia del sistema será alto 0,98 x 0,98 x 0,98 x 0,98 = 0,92.





Los sistemas de calefacción y refrigeración radiante, con alto rendimiento y bajo consumo de energía, son la opción ideal para aumentar la eficiencia energética del edificio y conseguir una clase energética mejor.

Mientras que los radiadores y / o fancoils necesitan operaciones de limpieza y pintura periódicos, en los sistemas de calefacción por suelo radiante el mantenimiento es prácticamente inexistente; el mérito es atribuible principalmente a la tubería utilizada para realizar los circuitos, ya que es de material plástico y no padece roturas debidas a fenómenos de corrosión.

Para optimizar aún más el consumo de energía y reducir las emisiones de CO2 es ideal utilizar fuentes de energía renovables como el solar térmico, fotovoltaica, o la geotermia.Con las bombas de calor, la geotermia utiliza la energía dada por el terreno para satisfacer la demanda de calor (calefacción) y de refrigeración (refrescamiento).